En algún post anterior ya os había presentado el proyecto Prades 950 dels Cellers Totó Marqués. Se trata de un proyecto de elaboración de vinos de altura (a 950 metros), mediante agricultura ecológica, en la localidad de Prades (Baix Camp).

La pasada vendimia 2020, inicié la vinificación de distintas variedades de vid cultivadas en altura como: pinot noir, pinot gris, garnacha blanca, chenin, merlot, syrah y garnacha tinta. Es por ello, que en este post me gustaría escribir sobre mis experiencias en la elaboración de vinos de altura en la vendimia 2020.

Algunas observaciones

Un ciclo fenológico más retrasado

Una de las consecuencias que está teniendo el cambio climático sobre la viticultura es el desplazamiento de las zonas de cultivo hacía mayores altitudes. En el caso de Cataluña, ya son varios los proyectos de vinos de altura. Todos ellos, con el objetivo de obtener una óptima maduración de la uva (sobretodo en el caso de las variedades tintas), buscando vinos más equilibrados y mejor adaptados a las nuevas necesidades de mercado.

A nivel fenológico, el ciclo de la vid en Prades tiene lugar más tarde respecto otras zonas como el Priorat que se encuentra a sólo unos 20 Km. Por ejemplo, la vendimia 2020 se inició con la pinot noir a principios del mes de octubre.

Plagas y enfermedades

El año 2020 será recordado por el impacto del mildiu en nuestros viñedos, estimándose unas pérdidas de cosecha que han podido llegar hasta el 70%. En este caso, la incidencia del mildiu en Prades ha sido muy baja. El retraso del ciclo puede haber influenciado en la baja afectación de este hongo.

Únicamente, como ya os indicaba en un anterior post, ha aparecido algún síntoma de oídio durante el envero. Sin embargo, a base de tratamientos con azufre y pruebas con nuevos productos se ha podido controlar la propagación de este hongo.

Finalmente, a través de distintas observaciones en el viñedo, no se ha detectado incidencia de la polilla del racimo.

Maduración de la uva

La maduración de la uva ha sido completa para las variedades tintas como pinot noir, merlot, syrah y garnacha tinta. Particularmente, me gustaría destacar la garnacha tinta, con una maduración óptima, tanto de la pulpa como del hollejo, junto con un grado de entrada en bodega de 14.2.

No obstante, donde se han producido dificultades de maduración, ha sido en aquellas variedades blancas de ciclo medio-largo, como la garnacha blanca y el chenin. Además, durante la maduración de éstas, algunas bayas se han roto. Este hecho ha producido, junto con la humedad matinal del mes de octubre y la posterior subida de las temperaturas durante el día, la aparición de botrytis en algunos granos. Éstos se han retirado en el viñedo.

Las vinificaciones

Vinos blancos

Uno de los objetivos de la vendimia 2020 es elaborar el primer vino blanco para la bodega. En este caso, se han vinificado por separado las siguientes variedades: pinot gris, chenin y garnacha blanca.

La Finca de Els Molinets, a 10 Km de Prades, es donde se encuentran las variedades blancas. Debido a su altura, éstas disponen de una muy buena acidez, hecho que conlleva que los vinos tengan un buen potencial de envejecimiento. Para ello, se ha seleccionado la variedad chenin para envejecer en barrica. Además, aprovechando la crianza, se está realizando battonage con las lías finas.

Vinos tintos

El viñedo donde se cultivan las variedades tintas (Finca Les Vinyes), se encuentra entre Prades y Vimbodí, en medio de las Montañas de Prades. Como señalaba anteriormente, la garnacha tinta es una variedad que se adapta muy bien en condiciones de altura. Como resultado, no se obtiene un grado alcohólico excesivo para una maduración completa de las pieles. A nivel organoléptico, son vinos aromáticos y frescos, bien estructurados y con un gran potencial de envejecimiento.

Conclusiones

Las principales conclusiones de la elaboración de vinos de altura en la vendimia 2020 son las siguientes:

  • A diferencia de otras zonas vitivinícolas, la incidencia de mildiu ha sido baja.
  • La garnacha tinta se adapta muy bien en altura, con una óptima maduración y un grado alcohólico inferior respecto otras zonas.
  • Se obtienen unos vinos blancos con una buena acidez y un gran potencial de envejecimiento.