La gestión de datos de las distintas operaciones de un negocio es un aspecto clave para la toma de decisiones ya que influye de forma directa en su crecimiento y rentabilidad. Ocurre lo mismo para el caso de una explotación vitivinícola, concretamente, en la gestión de datos en viticultura.

En este ámbito, son muchos los procesos y tareas que se realizan en el viñedo. Estas operaciones repercuten, tanto en la calidad de la uva, como en el medio ambiente y costes de la empresa. Encontrar un equilibrio entre estos tres aspectos es fundamental para asegurar una buena sostenibilidad de la explotación.

¿Qué datos se pueden gestionar?

Existe una gran cantidad de información a tratar, como por ejemplo:

  • Relación de parcelas.
  • Partes de trabajo.
  • Seguimiento de fenología.
  • Planificación y control de los tratamientos fitosanitarios.
  • Análisis de costes.
  • Plan de abonado.
  • Análisis de suelos.
  • Estimación de la calidad de uva por parcela.
  • Planificación de la vendimia y vinificaciones.

Dentro de todos estos datos, en mi opinión, es importante identificar aquellos que influyan en la calidad, el medio ambiente y los costes.

A modo de ejemplo, por un lado, estimar la calidad de uva por parcela permite agrupar las parcelas por lotes (en función de la calidad), con el objetivo de realizar vinificaciones distintas para productos y/o mercados determinados. Y, por otro lado, a través de la determinación de índices de vigor en el viñedo, se pueden identificar zonas de mayor vigor, donde se puede optimizar el uso de productos fertilizantes.

Como resultado, el hecho de identificar datos que aporten valor permite mejorar en la planificación y toma de decisiones.

La gestión de datos en viticultura

El objetivo de una gestión eficiente de datos es perseguir un control sobre aquellos indicadores que influyen en el negocio de la explotación.

Las principales ventajas son las siguientes:

  • Ahorro de tiempo. El registro de los datos en un único sitio permite reducir el tiempo de dedicación tanto en el momento de su registro, así como, en el momento de su búsqueda y visualización.
  • Ahorro económico. La identificación de parámetros clave del proceso permite su optimización con el fin de reducir los costes de la explotación.
  • Mejora en la toma de decisiones. La visualización ágil de los datos es un apoyo en la toma de decisiones.
  • Mejora en la planificación. El hecho de disponer de datos de valor permite planificar futuras actividades.

¿Cómo se pueden gestionar estos datos?

Para ello, es importante disponer de un software que permita integrar toda esta información en un único sitio. En este sentido, en el siguiente video os comparto mi experiencia utilizando la solución de Raw Data para la gestión de datos en viticultura.

 

El vídeo corresponde a mi participación en el taller de agricultura de medición “Cómo evitar pérdidas en viticultura y enología con nuevos métodos de decisión”, realizado por Raw Data el pasado 16 de julio de 2020.

Los puntos tratados en esta jornada fueron los siguientes:

  • Importación y visualización rápida de datos. Caso de analítica de cosechas.
  • Planificación de tareas. Caso de tratamientos de productos fitosanitarios.
  • Planificación de vinificaciones. Caso de determinación del índice NDVI mediante imágenes por satélite.

Conclusiones

La gestión de datos en viticultura se ha convertido en un aspecto fundamental para asegurar una buena sostenibilidad del negocio. A través de un software de integración de datos se puede ahorrar tiempo y mejorar en la toma de decisiones.