El enoturismo ha evolucionado en constante crecimiento durante los últimos años (y se espera que continue así cuando se consiga la normalidad), tanto en número de visitantes como en impacto económico. Existen distintas experiencias relacionadas con esta industria como cata de vinos en los viñedos, visitas a bodegas y museos, actividades en la natura, maridajes, en otras. Como resultado, el principal beneficio que obtienen las bodegas es el contacto directo con sus potenciales clientes y el aumento de sus ventas.

Paralelamente, la transformación digital está representando una magnífica oportunidad de negocio para muchas empresas. En estos momentos, una adaptación digital del negocio es necesaria delante el presente escenario. En el caso de la industria vitivinícola, este nuevo paradigma tiene muchas ventajas, entre las cuales destacan las siguientes:

  • Contacto directo con clientes potenciales.
  • Obtención de datos. Adaptación de las estrategias de marketing.
  • Creación de marca y comunidad.
  • Aumento de las ventas de forma directa y/o a través de plataformas digitales.

Teniendo en cuenta ambos escenarios, en este post me gustaría compartir algunas notas de catas virtuales de vino con consumidores. Esta nueva herramienta permite comunicar y promocionar los productos de la bodega. Para ello, se organizaron distintas catas, unos 15 participantes por cata, los cuales, pudieron degustar 3 vinos. La actividad tuvo una duración de 1h y 30 minutos aproximadamente.

Catas virtuales de vino

Como se ha comentado anteriormente, las catas virtuales permiten una difusión de los productos y proyectos vitivinícolas pudiendo llegar a un número de consumidores mayor respecto a una cata en la propiedad. Además, el consumidor puede vivir esta actividad como una nueva experiencia sin moverse de su casa. En este sentido, ya han aparecido distintas start-ups digitales que llevan a cabo la puesta en escena, facilitando de esta forma un espacio web personalizado para catas de vinos.

Metodología de cata

Las catas de vinos siguen una metodología, la cual, se basa en el análisis de los siguientes aspectos:

Aspectos visuales

Se determina la tonalidad (edad del vino) y la intensidad de color (nivel de extracción) para establecer las primeras pistas sobre el vino que tenemos delante. Para ello, es imprescindible inclinar la copa en un fondo blanco. En la determinación del color puede servir de ayuda un mapa de colores. En este caso, os muestro un ejemplo para una cata de vinos rosados:

Aspecto olfativos

A copa parada, se analiza la condición (limpio, dudoso y/o defectuoso) y la intensidad aromática (facilidad para percibir el aroma en general). A continuación, se agita la copa y se identifican las distintas familias aromáticas, entre las cuales destacan las de la siguiente figura:

Aspectos gustativos

En primer lugar, se introduce el vino en la boca y después de catarlo se analizan parámetros como acidez, dulce, salado y amargo. En segundo lugar, se determina la intensidad retronasal, apareciendo nuevamente los aromas en la boca, o incluso otros distintos. Finalmente, se determina el cuerpo, profundidad, persistencia (post-gusto) y equilibrio del vino.

Algunas notas de las catas virtuales de vinos rosados

En los últimos años, el consumo de vinos rosados ha aumentado significativamente. Si estáis interesados en más información sobre estos vinos podéis consultar la siguiente infografía.

Una de las catas virtuales dirigidas consistió en 3 vinos rosados de la DO Montsant, mayoritariamente garnacha tinta proveniente de tres zonas y terroirs distintos: Cornudella de Montsant, Masroig y Capçanes. Además, los tres vinos se diferenciaban por su color variando de un rosa fresa a un piel de cebolla.

A partir de las catas de vinos rosados destacaría los siguientes puntos:

  • Gran abanico de colores en el mercado. El color es un elemento de compra para muchos consumidores. A veces puede llegar a ser subjetivo ya que cuanto más rojo es un rosado mayor fruta roja te esperas. A veces no ocurre esto.
  • Tendencia hacia un color pálido, tanto en vinos tranquilos como espumosos.
  • Desde un punto de vista de elaboración, creo que es importante encontrar un equilibrio entre el alcohol, la acidez y el punto de astringencia, junto con el peso de fruta en boca.

Mi experiencia en vinos rosados

En un post anterior, ya os había comentado mi experiencia de vendimia en Celler Cairats. En la cosecha 2020, tuve la oportunidad de elaborar un nuevo vino rosado de garnacha tinta y cariñena. Podéis ver los principales resultados clickando aquí.

Conclusiones

Las principales conclusiones de las notas de catas virtuales de vinos son las siguientes:

  • El enoturismo es una industria en crecimiento.
  • La transformación digital puede representar una oportunidad de negocio para muchas bodegas. Se puede aumentar la oferta de actividades de enoturismo.
  • Una metodología de cata permite describir paso a paso un vino.