Hace unas semanas que hemos terminado la vendimia 2022, una de las más cálidas de los últimos años. La climatología de esta campaña se ha caracterizado por las elevadas temperaturas, golpes de calor por encima de los 35ºC y escasas precipitaciones.

En este post se analiza, por un lado, los efectos de una cosecha cálida en las uvas y los vinos, y, por otro lado, los resultados de los vinos obtenidos en los distintos proyectos, tanto des de un punto de vista de viticultura como de enología.

Resumen de la campaña 2022, efectos de una cosecha cálida

Como resultado de la climatología descrita, los viñedos han sufrido una serie de consecuencias en su ciclo fenológico y en las características finales de las uvas, entre las cuales, destacan las siguientes:

  • Se han acortado los ciclos fenológicos de la vid. En un mes se ha pasado de floración a cuajado, y rápidamente, a tamaño guisante.
  • Se ha adelantado la vendimia entorno a unos 10-15 días. Más acentuado en variedades foráneas.
  • Se ha reducido la producción de uva entorno a un 20-30%. La cantidad de uva por sarmiento ha sido óptima, sin embargo, el peso ha sido inferior respecto otras campañas.
  • Las uvas han sido pobres en nitrógeno y vitaminas. Se ha observado un contenido en nutrientes muy pobre en los mostos analizados.
  • Se ha visto una reducción de la acidez y aumento de pH en las uvas respecto otras campañas. Como resultado, esto conlleva un mayor riesgo microbiológico en los vinos.
  • Se han obtenido unas uvas de un perfil aromático y gustativo más maduro y complejo.

Teniendo en cuenta este escenario, a continuación, se presentan los principales resultados de las distintas vinificaciones llevadas a cabo en los proyectos de asesoría y/o consultoría enológica para la campaña 2022.

Resultados proyectos asesoría y consultoría enológica cosecha 2022

Variedades blancas

Chardonnay
  • Variedad sensible al oídio. Se ha detectado su presencia en distintos viñedos. A pesar del adelanto de la vendimia, y para viñedos de más de 400 metros de altura, la uva ha mantenido unos parámetros ideales para una vinificación como base espumoso.
Viognier
  • La sanidad ha sido correcta, con pocos tratamientos en las zonas cálidas. Por efecto del sol, las uvas han obtenido una mayor intensidad de color, con mayor contenido en polifenoles oxidables. Sin embargo, no se ha producido un descenso significativo en la acidez característica de esta variedad, incluso en parcelas ubicadas en zonas muy cálidas.
Garnacha blanca
  • Sanidad correcta. Ligera detección de oídio en las zonas más vigorosas. Variedad sensible al corrimiento. Descenso de la producción respecto el año pasado entorno a un 20%. Las uvas han terminado de madurar correctamente, tanto maduración fenólica como alcohólica. Se obtienen vinos con un perfil aromático a frutas de hueso, fruta madura, floral, manteninendo frescor y estructura en boca.
Pinot noir
  • Sanidad correcta. Se obtienen uvas de un tamaño pequeño. El adelanto de la vendimia ha sido significativo para esta variedad. Se ha vinificado como blanc de noirs. Los vinos obtenido son golosos con un perfil aromático a frutas del bosque, grados alrededor de 13.5-14, y unos parámetros de acidez y pH aptos para vinos tranquilos.
Chenin
  • Variedad sensible al oídio. Se ha detectado el hongo en las mismas zonas que la campaña anterior. No obstante, las uvas han madurado correctamente, manteniendo su acidez característica. Son vinos más intensos en color y más complejos aromáticamente respecto otras añadas. Salinidad y mineralidad en boca.
Riesling
  • Sanidad correcta. La maduración se ha completado. Los vinos obtenidos mantienen el perfil aromático y gustativo respecto otras campañas. Aromas maduros, perfil afrutado con notas a pieles de fruta y buena acidez.

Variedades tintas

Merlot
  • Las pruebas mediante cubiertas vegetales en el viñedo han reducido la producción, junto con la climatología del año. Sin embargo, se ha conseguido mejorar el equilibrio madurativo para esta variedad. Se han reducido los verdores en los vinos finales obtenidos respecto otras cosechas.
Tempranillo
  • Las pruebas de deshojado precoz en las uvas han permitido obtener unas bayas de menor tamaño. Como resultado, se ha mejorado en la maduración de las uvas, obteniendo unos vinos de un perfil aromático maduro, con fruta roja y toques balsámicos. Se obtiene una mayor intensidad de color.
Garnacha tinta
  • Buena cosecha para esta variedad en cuanto a calidad. Se ha detectado corrimiento en algunos viñedos. Se obtienen vinos con mayor intensidad de color respecto otras añadas. Los vinos mantienen la tipicidad de la zona, siendo aromáticos, florales y frescos.
Syrah
  • Ligero descenso de la producción de uva entorno a un 5-10%. En los controles de maduración, las uvas tenían un perfil gustativo a fruta madura y mermelada, siendo uvas carnosas en boca. Se obtienen vinos complejos y estructurados, aptos para envejecer en barricas.
Carinyena
  • Buena cosecha para esta variedad en cuanto a calidad. Las uvas han finalizado la maduración correctamente, con unos grados alrededor de 13.5-14.5, manteniendo buenos parámetros de acidez, pH y maduración fenólica. Los vinos mantienen la mineralidad de la zona, con notas a fruta madura y son voluminosos en boca.

Trabajos post-fermentación

Los trabajos continúan en la bodega tras la vendimia: battonage, crianza sobre lías, barricas, ánforas. Finalmente, se inicia la planificación y el diseño de los nuevos vinos.